Decisión n º 4: La confianza completa en el Señor (entrega)

La decisión final para desarrollar una mejor relación con Dios en el libro Swindoll, “La intimidad con el Todopoderoso” es confiar en el Señor completamente; esto requiere practicar la disciplina de la entrega total.

Entrega.

No es una palabra fácil. ¡Menos fácil de hacer! Muy a menudo tenemos que llegar hasta el final de nuestra cuerda o quedarnos sin mejores opciones para que podamos levantar la bandera blanca.

Si mi propósito determinado es llegar a estar más profunda e íntimamente familiarizado con Dios, no puedo retener el derecho de mi propia posición o continuamente estar preocupado por resolver los detalles de mi propia vida.

Piensa en el ejemplo de Jesús de entrega total antes de ir a la cruz cuando le dijo al Padre: “No se haga mi voluntad sino la tuya.” Tengo que ceder constantemente mi visión, mis planes, mi posición y mi título a Dios y confiar que Él sabe mejor que yo.

La intimidad con el Todopoderoso no sucede de un día para otro, sino es el resultado de una apasionada búsqueda de Dios y de una práctica constante de estas disciplinas: la simplicidad, silencio, soledad y entrega. Estas cuatro decisiones y las disciplinas son todo un viaje.

Un buen amigo ha estado leyendo “¿Quién es mi vecino?: Ser un buen samaritano en un mundo conectado” por Steve Moore. He aquí parte de una oración que él sugiere en relación con este tema de la entrega. Estoy pensando en hacerla una oración diaria:

Padre, me entrego a ti de nuevo hoy. Yo soy tu siervo y tú eres mi maestro. Yo reconozco que todo lo que soy y todo lo que tengo te pertenece a ti. El anhelo de mi corazón, aunque mucho más allá de mi alcance, es que cada momento de este día sea una apasionada búsqueda de un camino recto hacia la intimidad contigo. Yo quiero que mi vida se centre, anclado y arraigado en ti. Quiero que todo lo que vea, piense, diga, y haga hoy sea para darte gloria y honra y que sea agradable a ti. Si en algún momento de hoy mi atención, mi dirección o mi enfoque se vuelven aunque sea un poquito hacia la derecha o hacia la izquierda, por favor, Padre, como la aguja de una brújula se vuelve hacia el norte verdadero, dé vuelta mi atención de nuevo hacia ti. 

¿Estás orando por algo? Comparte un comentario.

Temas y mensajes relacionados:

Acerca de Steve Morgan

I work in Global Leadership Development with Cru with my wife, Terry. We have been married 30 years and have 4 grown children. We have a Masters in Global Leadership together through Azusa Pacific University. I generally write about 5 “L’s: Living Well, Loving Deeply, Learning Continuously, Leading Courageously and Leaving a Legacy. I occasionally write about Laughing Loudly. Subscribe on the right side to receive an email whenever there is a new post. I invite you to leave your comments so we can dialogue on the various topics and learn from each other. If you are new to the site, you might start with looking at some of the top posts or doing a search on the right side bar for one of the 5 “L’s” that interest you. Or you can view the blog archives for topics. Photo Credit: sarahjoellephotography.com
Esta entrada fue publicada en Formacion Espiritual, Vivir con pasión y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s