9 ladrones de energía de nuestras vidas

Un mes del año pasado, mi recibo de luz vino muy alto.  Mi secretaria comentó, “Estás pagando un precio demasiado alto.”   Ella sugirió que llamara a un electricista para revisar el medidor y las conexiones para asegurar que nadie me estaba robando energía de la casa.

Es muy parecido en la vida también.  Terminamos pagando un precio demasiado alto a causa de ladrones que roban la energía de nuestras vidas. Vivir bien, con pasión y energía, exige que un líder evalúe periódicamente sus conexiones. He identificado al menos nueve ladrones de energía en mi propia vida.

Demasiados compromisos. A veces mi incapacidad para decir “¡No!” me lleva a sobre-comprometerme. Me gustan los retos, la búsqueda de problemas y pensar estratégicamente sobre cómo resolverlos, pero he aprendido algo: “Yo no soy indispensable y no todos los problemas en el mundo son míos para resolver”.  Es un alivio decir eso.  La realidad es que cuando digo “sí” a algo o a alguien, significa que estoy diciendo “No” a otra cosa. Yo no tengo una capacidad ilimitada.

Falta de visión o misión de vida. Esto es el extremo opuesto del primer ladrón de energía y sólo produce aburrimiento. Cuando no tengo un propósito externo y claro del cual estoy apasionado, o una misión de mi vida que es más grande que yo mismo, no hay nada emocionante que me saca de la cama por la mañana.

El desorden. De hecho, estoy disfrutando de la venta de la mayor parte de mis cosas mientras nos preparamos para otro cambio internacional. Se trata de deshacerse de la acumulación de cosas y empezar a simplificar la vida. Cuando yo era parte del equipo nacional de liderazgo en nuestra organización, me encontré con una cita que puse en mi escritorio para recordarme de este escurridor de energía, y decía que “Los líderes necesitan una mente clara, un escritorio limpio y una bandeja de entrada de correo electrónico limpia.” Antes de identificar este ladrón, pude sentir mi energía drenada por los cientos de correos electrónicos no contestados en mi bandeja. Leí el libro de Allen, Organízate con Eficacia, y decidí hacer cambios para terminar cada día con cero mensajes de correo electrónico en mi bandeja.

La deuda. Mi esposa y yo siempre hemos estado en la misma página en esta área. Con la excepción de dos veces en nuestra vida de 26 años de casados, hemos estado sin deudas. Las veces que tuvimos una deuda nos robaron la energía y aumentó el estrés en nuestras vidas. Las razones de la deuda fueron por eventos definitivamente alegres, y siempre tuvimos un plan intencional para pagarla. Pero, ¿qué tal si hubiéramos ahorrado antes del evento y pagado por adelantado en efectivo? Dave Ramsey tiene excelentes consejos sobre paz financiera.

La adicción al trabajo. A veces en mi vida, he hecho caso omiso del mandato de Dios de descansar un día en la semana.  Esta negligencia me condujo a un agotamiento en mi vida emocional y espiritual, así como en mi matrimonio. Richard Swenson, en su libro, “Margen: Restauración de las reservas emocionales, físicas, financieras y de reservas de tiempo de vidas sobrecargadas”, ofrece esta sencilla fórmula:

No atender a las necesidades de familia / matrimonio. Bobby Clinton identifica la negligencia para atender las necesidades críticas de la familia y el matrimonio como una de las causas principales que saca a un líder de la carrera de terminar bien. Un buen matrimonio requiere esfuerzo y trabajo. Cuando no he dedicado tiempo, energía y esfuerzo a mi familia y matrimonio, las relaciones se deterioran.

Evitar las conversaciones difíciles. No me gustan los conflictos. He aprendido, sin embargo, que el dolor y el desgaste emocional de los conflictos no resueltos son mucho mayores que la incomodidad de tener una conversación difícil.

La falta de ejercicio físico. Hace seis años, dejé de ir al gimnasio para hacer ejercicio. En sólo unos meses, el nivel del estrés subió y se convirtió en migrañas; luego las migrañas recurrentes se convirtieron en una visita al hospital.  Después de esa visita alarmante, empecé a hacer ejercicio nuevamente. Los últimos cuatro años, he disfrutado en forma más consistente de un mayor nivel de salud y energía.

El descuido de la vida espiritual y moral. Estoy diseñado para tener una relación correcta con Dios, vivir y obedecer sus mandamientos. Momentos en los que he permitido que el pecado no confesado permanezca en mi vida, ha provocado momentos tristes en mi vida y que la energía se agote.  El rey David identificó este ladrón de energía miles de años antes en el Salmo 32:1-5:

¡Oh, qué alegría para aquellos
a quienes se les perdona la desobediencia,
a quienes se les cubre su pecado!
Sí, ¡qué alegría para aquellos
a quienes el SEÑOR les borró la culpa[b] de su cuenta,
los que llevan una vida de total transparencia!
Mientras me negué a confesar mi pecado,
mi cuerpo se consumió,
y gemía todo el día.
Día y noche tu mano de disciplina pesaba sobre mí;
mi fuerza se evaporó como agua al calor del verano.

Finalmente te confesé todos mis pecados
y ya no intenté ocultar mi culpa.
Me dije: «Le confesaré mis rebeliones al SEÑOR»,
¡y tú me perdonaste! Toda mi culpa desapareció.

¿Cuál de estos ladrones de energía se roba la mayor cantidad de energía de tu vida? ¿Qué más podrías agregar a la lista?

Acerca de Steve Morgan

I work in Global Leadership Development with Cru with my wife, Terry. We have been married 30 years and have 4 grown children. We have a Masters in Global Leadership together through Azusa Pacific University. I generally write about 5 “L’s: Living Well, Loving Deeply, Learning Continuously, Leading Courageously and Leaving a Legacy. I occasionally write about Laughing Loudly. Subscribe on the right side to receive an email whenever there is a new post. I invite you to leave your comments so we can dialogue on the various topics and learn from each other. If you are new to the site, you might start with looking at some of the top posts or doing a search on the right side bar for one of the 5 “L’s” that interest you. Or you can view the blog archives for topics. Photo Credit: sarahjoellephotography.com
Esta entrada fue publicada en Amar profundamente, Vivir con pasión y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a 9 ladrones de energía de nuestras vidas

  1. Steve gracias por compartir de tu experiencia, personalmente creo que ahora algo que me tiene desgastada es la Falta de visión o misión de vida.

    • Steve Morgan dijo:

      Gracias por visitar el blog. Algo que Terry y yo han visto ultimamente relacionado a tu comentario y que nos ha animado es un video: El hombre que plantaba árboles. el link para ver la película de 30 minutos es

      Cuando la vez, piensa en palabras como…”llamado,” “servicio,” “mayordomia,” “bendición,” “cambio,” “esperanza,” “sencillez,” and “éxito”.

      Es realmente inspiradora en el area de vision y mision. Bendiciones.

  2. Me gustó mucho y lo voy a compartir con otros! Gracias.

  3. Pingback: Anomalía y Patrón | Equipo VIDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s